Cultura del ahorro

Los millennial son la generación con más cultura de ahorro

Resumen: La generación mil • lennial tiene siempre presentes las noticias sobre las altas tasas de desempleo, la baja natalidad y la precaria situación del sistema de pensiones públicas. Esto les lleva a empezar a ahorrar antes, de forma sistemática y con métodos más innovadores que les permiten ahorrar sin que apenas se den cuenta.

La generación millennial, que comprende los jóvenes nacidos entre las décadas de 1980 y 1990, es la generación más preocupada por el ahorro. Así lo indica un reciente estudio elaborado por el Grupo de Investigación en Pensiones y Seguridad Social de la Universidad de Valencia, junto con la Universidad de Extremadura y la compañía de asesoramiento Willis Towers Watson.

El estudio realizado por las universidades, la compañía de asesoramiento y el grupo de investigación indica que la generación millennial es la que más concienciada está respecto de la cultura de ahorro. Las noticias sobre las altas tasas de desempleo, la baja natalidad y la precaria situación del sistema de pensiones públicas han acompañado a los millennials durante gran parte de su vida, y ahora que han entrado en el mercado laboral las tienen más presentes que nunca. 

¿Qué preocupa a los millennial? 

Tal como hemos dicho, hay tres factores clave que motivan a los millennial a ahorrar de forma sistemática: el mercado laboral, las tasas de natalidad y las pensiones, como objetivos a largo plazo. El último trimestre de 2019 cerró con una tasa de desempleo ligeramente más baja que la registrada anteriormente, pasando de un 14,02% a un 13,92%, pero siguen siendo cifras muy elevadas. Muchos de los jóvenes, que se encuentran estudiando carreras universitarias o ya se han graduado, entran en el mercado laboral con trabajos que nada (o muy poco) tienen que ver con su formación, pero saben que necesitan el dinero para ahorrar, así como para vivir su día a día más libremente y poder plantearse objetivos a corto plazo, tales como viajes o productos concretos.

La tasa de natalidad, por otra parte, es de las más bajas registradas en España en los últimos años. A falta de datos definitivos, la última cifra oficial publicada por el Instituto de Estadística de España indica que los nacimientos disminuyeron en un 6,2% en el primer semestre de 2019. El índice de defunciones también disminuyó en un 5,4%. 

La falta de trabajo, la baja natalidad y la longevidad se suman al último problema de todos: las pensiones. El Estado español destina gran parte de los presupuestos cubrirlas (en 2018, por ejemplo, subir las un 1,6%); sin embargo, las pensiones son de las principales preocupaciones de los españoles, según el barómetro de noviembre de 2019. Un estudio elaborado por ESADE y Banco Sabadell, indica que el 43,5% de los millennial creen que deberán complementar su pensión con ahorros propios, que seis de diez confían más en sus capacidades de ahorro y de patrimonio que en el sistema de pensiones públicas y, finalmente, que un 26,5% de los jóvenes opina que no se jubilará nunca.

Estas problemáticas presentan una realidad cargada de inseguridad y de inestabilidad financiera a los jóvenes. Por este motivo, los millennial empiezan a ahorrar antes, de forma sistemática, con métodos más innovadores que les permiten ahorrar sin que apenas se den cuenta.

¿Cómo ahorran los jóvenes? 

Aunque muchas veces se les considere “perezosos”, la generación millennial es la que más ahorra durante su juventud, en comparación con las otras generaciones, priorizando incluso el hecho de ahorrar a tener un trabajo que les guste o una casa en propiedad, según un estudio elaborado por la consultora Britain Things

Los jóvenes ahorran de manera periódica y sistemática. Normalmente, ahorran una cantidad fija de su sueldo luego cobran a fin de mes, de manera que los que dejan es el único que gastarán. También, si llegan de mes en positivo, suelen ahorrar todo lo que les ha “sobrado”, o una gran parte, en lugar de gastar más.

Finalmente, utilizan aplicaciones que, al pagar con tarjeta, proponen redondear la cifra para ahorrar unos pocos céntimos, así como aplicaciones que los penalicen cada vez que sobrepasen el límite que se han establecido, como obligándolos a ahorrar una cantidad compensatoria.

Del mismo modo, los millennial buscan también maneras de optimizar sus ahorros. Un ejemplo son los fondos de inversión, que suelen aportar una rentabilidad elevada sin necesidad de ser expertos en finanzas. Sin embargo, destaca también el dato de que la mayoría de millennial reclama más información financiera, y que se informan directamente o mediante asesores independientes. Los bancos no son demasiado populares entre esta generación. 

Los objetivos de los millennial son a corto y largo plazo 

La generación millennial ahorra, y ahorra mucho más que ninguna otra generación, en contra de lo que muchos puedan pensar. La diferencia recae en el hecho de que los objetivos que llevan a los jóvenes a ahorrar ya no son comprarse una casa, ni su pensión.

Los millennial, para ahorrar, mezclan objetivos tanto a largo como a corto plazo, por lo que siempre tienen dinero para poder vivir el día a día, pero también para tener un airbag. Quieren tener opción a todo: un futuro seguro, y en un día a día libre

No te pierdas estos otros artículos...

LEGO para futuros ingenieros

La marca danesa de juguetes LEGO, conocida mundialmente por sus bloques de plástico interconectables, está revolucionando el aprendizaje de la ingeniería. Con sus robots programables

Ennomotive, la comunidad inteligente de ingenieros

Los ingenieros tienen una habilidad que los caracteriza: su desarrollada capacidad de resolver problemas y hallar soluciones técnicas a distintas cuestiones. El portal de internet Ennomotive ha puesto de relieve esta ventaja de los ingenieros a través del crowdsourcing.

Las cinco asignaturas más difíciles de la Selectividad son STEM

Si quieres estudiar Ingeniería Industrial, Ingeniería Informática, Ingeniería Química o cualquiera de las ingenierías que hoy en día puedes encontrar en las universidades y en las escuelas de ingeniería, debes saber que estas cinco asignaturas son obligatorias de hacer en la Selectividad.