Dónde aprender a esquiar en Catalunya

Dónde aprender a esquiar en Catalunya

La Asociación Catalana de Estaciones de Esquí y Montaña (ACEM) ha informado de que a partir del día 14 de diciembre, todas las instalaciones de esquí podrán abrir las puertas de acuerdo con el gobierno de la Generalitat, de conformidad con su plan progresivo de apertura. En la fase inicial, las instalaciones inaugurarán la campaña de forma progresiva con una limitación de venta de forfaits, que se realizará únicamente en línea a través de las webs.

Tras este anuncio muchas personas se han planteado hacer una pequeña escapada a la nieve. Volver a levantarse temprano y abrigarse para disfrutar de las estaciones catalanas, subir al telesilla y comer un bocadillo tras una mañana subiendo y bajando por las pistas. Para otros, tal vez es la primera vez que pisan una estación de esquí, en este caso, aquí hacemos una lista de las mejores pistas catalanas para aprender a esquiar:

Baqueira Beret

Las pistas de Baqueira Beret son un paraíso para todos los amantes del esquí y para aquellas personas que quieren empezar a aprender a esquiar. Ofrece hasta 4 kilómetros de pistas verdes (hay 6 en total) y también 36 pistas azules.

La Molina

En la Sierra del Cadí, encontramos La Molina, una estación que ofrece una amplia variedad de pistas para los que quieren empezar a aprender a esquiar, en total 13 pistas verdes. Es un espacio prestigioso para esquiadores de todos los niveles, por lo tanto si hay compañeros en el grupo que tienen un nivel más alto, también podrán disfrutar de las instalaciones.

Port del Comte

La estación de Port del Comte, ubicada en Lleida, es una de las mejores consideradas con respecto a la iniciación y progreso en este deporte: el 54% de las pistas que tienen, que corresponden a 26’32 kilómetros, se han catalogado como “fáciles“, también cuentan con un 35% de pistas de nivel “intermedio” y por último tienen un 11% de pistas, 5’59 kilómetros en total, categorizadas como difíciles.

La Masella

Otra de las estaciones más conocidas del Pirineo para aprender es La Masella. Tiene infinidad de recursos para esquiadores debutantes que les harán ir ganando experiencia y confianza para subir de nivel. Es considerada una muy buena opción en el caso de querer ir con niños o personas que nunca han practicado nunca este deporte.

Catalunya tiene una amplia variedad de pistas para empezar a deslizarse en el mundo del esquí. Tanto si eres principiante como si llevas años esquiando, es importante recordar que no dejar de ser un deporte peligroso. La tranquilidad es importante para poder disfrutar de una escapada a la nieve. Si lo que quieres es tener la seguridad de que todo irá bien, puedes contratar la cobertura en deportes de riesgo que ofrece Inspirit Mutua. En la web de Inspirit Mutua puedes encontrar una guía de los servicios que cubre y que ofrece como por ejemplo teléfono con disponibilidad de 24 horas con todo tipo de información, desde información médica hasta consultas del estado de las pistas de esquí, o descuentos en el alquiler de vehículos, entre otros.

No te pierdas estos otros artículos...

Estudiante Universidad

¿Cómo afecta el Covid-19 a las universidades?

La Generalidad de Cataluña, hizo públicas el pasado jueves 29 de octubre, nuevas medidas en materia de salud pública para intentar detener la expansión del Covid-19 en esta segunda ola de la pandemia. Estas restricciones también tienen impacto en la actividad universitaria.

Cultura del ahorro

Los millennial son la generación con más cultura de ahorro

La generación mil • lennial tiene siempre presentes las noticias sobre las altas tasas de desempleo, la baja natalidad y la precaria situación del sistema de pensiones públicas. Esto les lleva a empezar a ahorrar antes, de forma sistemática y con métodos más innovadores que les permiten ahorrar sin que apenas se den cuenta.

Conoce las mejores pistas de esquí de Cataluña

El invierno es la estación más fría y oscura de todas. Los días son cortos y el tiempo es inestable… A primera vista, el invierno nos presenta un panorama desolador y triste. Pero hay una cosa por la que esperamos la llegada de los meses de diciembre, enero y febrero: el inicio de la temporada de esquí.