El ABC del Erasmus

Las oportunidades son infinitas. Los amigos, los recuerdos y las batallitas te quedarán de por vida. Y es que la experiencia Erasmus, aunque quede lejos de los tuppers de mamá, es una oportunidad que no podemos dejar escapar ni por asomo.

La cuenta atrás ya ha empezado. Haz maleta (s).  Y la “s” queda en modo opción porque debes optimizar. No te pases porque luego no te pones ni la mitad de los trapos que has embutido en una maleta que, inevitablemente, terminará con ese cursi-lazo que te enchufará tu madre para que la distingas en el aeropuerto. Y lo sabes.

Deja de pensar de qué color será tu cursi-lazo y presta atención. Como en Inspirit estamos en todo, te hemos preparado una chuletilla a base de consejos útiles para que tu experiencia, a donde quiera que vayas a perderte, sea LA EXPERIENCIA.

 

Los 7+1 imprescindibles del erasmus
  1. La madriguera: búscate un buen piso. Y esto incluye unos compañeros de los que puedas sacar cosas buenas. Y las cosas buenas son: responsabilidad, horarios y organización. Que esté bien ubicado: cerca de la uni y de los principales puntos de interés (el Suma no es un súper).
  2. Ves a clase: Erasmus no son vacaciones. Sí, Erasmus es adrenalina, pero que no se te suba muy fuerte y dejes de oír el despertador. Las diferencias en la enseñanza de cada país e institución caracterizan la personalidad de cada cultura y debes estar preparado para conocer y entender esos nativos tan importantes que te llevarás en la maleta cursi-lazo de vuelta ¿no?
  3. Habla, escribe y piensa en el idioma local. El inglés es un must pero, si no es el idioma principal, haz un esfuerzo por aprender aunque sea el slang para sentirte integrado al máximo y pavonearte cuando tus amigos o tu familia quieran venir a visitarte. Apúntate a una academia o métete tutoriales de YouTube por vena. Funciona.
  4. Conviértete en uno más, internacional no es solamente una palabra. Huye de los españoles, no nos convenimos. Al final todos los caminos llegan a Roma y a partir de las 3am no encontrarás otro tipo de nacionalidad con ganas de seguir de parranda. Pero inténtalo, mézclate y descubre las cualidades y características de todas las personas que se crucen por la aventura de tu vida.

  5. Prueba los platos más típicos. Sumérgete en los olores que impregnan los restaurantes de toda la vida, apréndete los ingredientes que toda familia tiene en su cocina y, sólo y exclusivamente si no te convencen o si te encuentras en tu momento más bajo, acude al comodín de pasta o pizza. Pero es importante que descubras que existen manjares más allá de Italia.

  6. Haz un reset a tus horarios no europeos. Spain is different ya lo sabemos, pero no hace falta que almorcemos con el turno de cena del país en cuestión. Empieza antes el día e intenta hacerte con una rutina que no de mucho la nota.
  7. Hazte con un seguro internacional anti-ruina. En Inspirit lo tenemos. No dejes que ningún imprevisto arruine tu experiencia, te cubrimos las 24 horas del día y tú, de mientras, disfruta.

 

7+1. Disfruta y descúbrete a ti mismo. La experiencia Erasmus es una etapa y un capítulo de tu juventud que sólo vives una vez en la vida. Tenlo muy presente. Tempus fugit.

También te puede interesar ...