Las start-ups como sinónimo de éxito para los más jóvenes

En los últimos años hemos podido escuchar en numerosas ocasiones los términos emprendimiento y start-ups. Ambos conceptos suelen estar estrechamente ligados, porque sin duda, emprender es sinónimo de asumir riesgos.

Buscar oportunidades de negocio y hacerse un hueco en el mercado no es tarea fácil. Las crisis vividas en los últimos años, tanto la económica como la originada por la Covid-19, han puesto de manifiesto las duras condiciones de encontrar un puesto de trabajo.

La mayoría de los y las jóvenes nacidos entre los años 80 y los años 2000 están adentrándose en el mundo laboral en una época llena de cambios. Ante esta problemática, las personas  jóvenes, que comúnmente son las más afectadas, optan, en ocasiones, por crear su propio negocio. De hecho, según la Encuesta Sociológica Nacional que ha realizado la Universidad de La Rioja, 7 de cada 10 jóvenes plantean el emprendimiento como opción laboral después de la pandemia, tal y como publica el medio Autónomos y Emprender. Entre la vorágine de cambios económicos, sociales y tecnológicos, aparece la idea de las start-ups. Y, para quién aún no conozca el termino, lo definiremos de forma clara.

¿Qué es una start-up?

Una start-up es una empresa de nueva creación o de edad temprana que presenta posibilidades de crecimiento. Su objetivo se centra en comercializar productos y servicios a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación. La gran diferencia que presentan respecto a las tradicionales PYMES es que no requieren gran cantidad de tiempo y dinero en su salida al mercado. Las start-ups, logran crecer y financiarse gracias a la transformación digital, hecho que facilita la tarea de hacerse un hueco en el mercado.

Otra de las características que sin duda diferencian a estas empresas de nueva creación es que, comúnmente, son creadas por jóvenes, orientadas a la modernidad y a la tecnología. Emprender tiene sus riesgos, y es algo que debe hacerse de forma premeditada, pero sin duda las start-ups son el ejemplo de que hay sitio para los jóvenes en el mercado laboral. Un Informe del GEM asegura que, en Barcelona, el 57% de la personas jóvenes emprendedoras considera que iniciar un negocio propio es una buena opción para el futuro.

Cinco casos de éxito de start-ups creadas por jóvenes

A continuación, te dejamos con cinco ejemplos de casos de éxito de start-ups creadas por jóvenes. ¿Y tú, te animas a emprender?

  • Nomadizers: ¿Has oído alguna vez la frase “no seas un turista, sé un viajero?” Este es precisamente el objetivo de Nomadizers: conectar viajeros compatibles entre ellos de todo el mundo para crear una comunidad y realizar viajes juntos. Esta plataforma nació en el año 2015 de la mano de Jesús y Myriam, dos jóvenes emprendedores que unieron sus talentos y pasiones en este proyecto. Actualmente, la plataforma Nomadizers cuenta con 37.000 seguidores en Instagram, y más de 70 de grupos de viaje creados.
  • Glovo: Considerada una de las aplicaciones basada en la economía por demanda con más éxito del momento. Gracias a esta aplicación, puedes pedir comida a domicilio, hacer envíos o incluso que te traigan la compra a casa con el servicio delivery. Todo el éxito atribuido y su gran expansión nace de la mano de Óscar Pierre, el joven emprendedor catalán fundador de esta aplicación que nació en 2015 y a día de hoy opera en 6 países más.
  • Wallapop: Comprar y vender productos de segunda mano a través de Internet. Así nació Wallapop gracias a los jóvenes Gerard Olivé y a sus socios Agustín Gómez y Miguel Vicente. En 2015, lo que empezó como una pequeña empresa, se proclamó como la empresa con mayores ingresos de capital de España.
  • Open English: Haber vivido la infancia y juventud en nueve países diferentes tiene sus ventajas. El joven Andrés Moreno, impulsado por la necesidad de comunicarse en inglés, decidió fundar Open English, una plataforma en línea para aprender el idioma.  Hoy en día su empresa cuenta con más de 500.000 usuarios y gracias a su publicidad, ha creado una exitosa marca comercial.
  • Chify: ¿Quién no ha ido la mítica canción del anuncio “Chic para ti, Chic para mí” …? La aplicación de compra y venta de ropa y complementos de segunda mano se creó por una inversión de cuatro mil euros de Nono Ruiz y Laura Muñoz. Estos dos jóvenes han sido el ejemplo de que la constancia y el trabajo duro tiene su recompensa.

La Mutua de los Ingenieros piensa en las personas emprendedoras

Estos son solo algunos de los incontables ejemplos de éxito de la creación de una start-up. Empresas que empezaron siendo una idea y se han convertido en referentes en su sector. Por sus incontables ventajas, por lo que implica poder ser tu propio jefe, generar tus propios ingresos e invertir tiempo en aquello que de verdad deseas, hoy en día, si eres un joven entusiasta, emprender es una de las mejores opciones para hacer negocios.

Desde la correduría de La Mutua de los Ingenieros entendemos que no es fácil gestionar todo lo que  requiere un emprendimiento, por ello, queremos ayudarte y asesorarte en materia de gestión de la empresa y ofrecerte un Seguro de Responsabilidad Civil, especializado en start-ups. Además, desde  el Grupo La Mutua de los Ingenieros, asesoramos a emprendedores jóvenes de manera individualizada para poder satisfacer sus necesidades y dar la mayor atención posible a su negocio.

No te pierdas estos otros artículos...