Cómo registrar una marca en España

La protección de nuestra marca es fundamental para proteger nuestra actividad empresarial. Muchas veces, los empresarios noveles no tienen en cuenta la importancia de registrar su marca comercial. ¿Cómo se registra una marca comercial? Lo primero que tenemos que conocer es que existe un organismo que se denomina Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) que es el encargado de la gestión de todo lo relacionado con las marcas, nombres comerciales y patentes en España. Los pasos a seguir en el registro de una marca son los siguientes:

1º Investigar la marca que queremos registrar.
El primer paso es investigar, buscar y analizar si la marca que queremos registrar ya está registrada por terceros. Es importante conocer si hay marcas similares registradas por otras empresas y personas. También es importante conocer si los registros de marcas similares a la que queremos registrar también operan en el mismo sector y actividades que la nuestra.

Para consultar si la marca que queremos registrar ya está registrada tenemos que realizar búsquedas en las herramientas de OEPM, OAMI y Marcas Internacionales. Si no tenemos esto en cuenta, al registrar la marca probablemente tendremos solicitudes de las marcas ya registradas solicitando que no se apruebe nuestra solicitud.

Si encontramos marcas similares a la nuestra tenemos que fijarnos en si están vigentes y en qué epígrafes están registradas.

Es bueno leer la Ley de Marcas y verificar si incumplimos algún apartado de la misma.

2º Realizar la solicitud de la marca comercial a través de la OEPM
Una vez que conocemos si la marca que queremos registrar ya está registrada, el siguiente paso es proceder a realizar la solicitud de la marca a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Lo primero que tenemos que conocer es en qué epígrafe o epígrafes vamos a registrar nuestra marca. Los epígrafes están relacionados con el sector y actividad comercial en el que va a operar nuestra marca.

Las Marcas se clasifican en decenas de clases, utilizando la clasificación internacional Niza de productos y servicios. Es útil conocer en qué clases están registradas las marcas de nuestra competencia, porque así tendremos una idea de en qué clases podríamos registrar nuestra marca.

Es recomendable realizar la solicitud de la marca comercial a través de la aplicación telemática de la OEPM. La primera vez es recomendable leer con calma y mucha atención las indicaciones de la OEPM para cumplimentar los formularios de la solicitud de la marca. Las principales ventajas de realizar la solicitud de forma telemática es que es más económica y más rápida que si lo hacemos de forma presencial o a distancia.

Es muy importante revisar varias veces el documento de la solicitud para verificar que hemos incluido correctamente el texto de la marca que queremos registrar y también que hemos escogido las clases más adecuadas.

Una vez completado el formulario tenemos que pagar las tasas. En la modalidad telemática permite pagar online las tasas con tarjeta bancaria. Es rápido y seguro.

Una vez enviado telemáticamente el formulario a través del sitio web de la OEPM y pagadas las tasas tendremos un número de expediente para realizar el seguimiento de nuestra solicitud de registro de marca.

3º Los tiempos, los trámites y la concesión

El proceso de concesión de nuestra marca pasa por distintas fases. En el caso de que no haya requerimientos, errores ni recursos de terceras marcas, el tiempo de concesión puede durar hasta seis meses. Existe la posibilidad de que terceras marcas presenten recursos solicitando que no nos concedan la marca. Esto se produce cuando la marca que solicitamos es similar a otras marcas ya registradas. A partir del quinto mes de la solicitud, la OEPM comunica por escrito al solicitante la concesión de la marca. A través de un enlace que nos proporciona la OEPM podemos descargar el título de concesión de la marca. Esta concesión tiene una vigencia de 10 años, pasados los cuales tendríamos que renovar la marca pagando las tasas correspondientes en el caso de que necesitemos continuar con nuestra marca registrada.

Este proceso de solicitud de una marca registrada no es difícil, pero sí es un poco tedioso por lo que es muy importante leer varias veces las instrucciones y dedicar tiempo a conocer su funcionamiento y las distintas fases. Desde el teléfono de información de la OEPM ofrecen ayuda al usuario para el registro. También existe la posibilidad de delegar este trabajo en profesionales como son los agentes de la propiedad intelectual que nos pueden representar ante la OEPM y gestionar todo el proceso.

También te puede interesar ...