Consejos para emprender tu negocio

A la hora de lanzarse a la aventura empresarial, nos pueden sobrevenir una serie de dudas que debemos solucionar si queremos tener éxito. Porque todo el mundo puede iniciar un negocio, pero no todo el mundo sabe o puede mantenerlo. Por ello necesitamos tener en cuenta algunos factores como estos:

Dale vueltas a tu idea
Ya tienes claro el producto o servicio que quieres ofertar, pero no debes fiarte solo de tus impresiones. Consulta a expertos en la materia o acude a un asesor. Esto te proporcionará diferentes puntos de vista para mejorar tu servicio o implementar tu producto.

Conoce tu entorno
No resulta recomendable emprender sin conocer el medio en el que te vas a mover. Visita a tus competidores potenciales y analiza sus ventajas y debilidades. Estas servirán para contrastar las tuyas. Pero tampoco debes descuidar al cliente. Debes averiguar qué demanda la gente y de qué modo. Un estudio de mercado te ayudará a orientar tu producto o servicio, bien sea generalista u orientado a un pequeño nicho.

Sé realista
Un error común en muchos emprendedores es la tendencia a abarcar más de lo que sus capacidades les permiten. Por ello, es vital que planifiques todas las acciones que vas a acometer, sin descuidar el presupuesto. La organización es la base del éxito de un negocio y es necesario tener los pies en el suelo. Si, por ejemplo, producimos más de lo que el mercado demanda o si la gran parte de nuestro presupuesto se esfuma en gastos superfluos, estaremos a un paso de dar al traste con nuestro negocio.

Hazte ver
Si tu producto supera con mucho al resto de sus competidores quizá no te haga falta, ni necesitarás promocionarte. Pero, como en la mayoría de los casos, necesitamos diferenciarnos de la competencia. Es por esta razón por la cual se nos hace imprescindible estar presentes en todas las plataformas posibles. Una página web o un perfil en una red social no conllevan gran inversión, pero permiten establecer un contacto directo con el cliente y con todo aquel que esté interesado en tu labor.

Otro aspecto que gana cada vez más enteros es la responsabilidad social corporativa. Se trata de que nuestro negocio devuelva algún bien o servicio a la sociedad de forma desinteresada. Colaborando con entidades humanitarias u oenegés (ONG) no sólo te aportará una satisfacción personal, sino que también añadirá valores positivos a tu negocio.

Sé flexible
Los modelos de negocios rígidos y cerrados ya son historia. Has de estar pendiente de las tendencias del mercado, de los hábitos cambiantes de los consumidores y de las estrategias de tu competencia. Debes aceptar todos estos cambios con naturalidad y adaptar tu empresa a ellos. Te servirá para, además de obtener beneficios, asegurarte nuevos mercados y nichos de consumidores. La innovación, la investigación y el desarrollo han adquirido una importancia fundamental en muchas empresas, pues son las tres puntas de lanza del emprendimiento.

Si a todos estos factores le sumamos una gestión responsable y sensata de nuestro presupuesto, estaremos más cerca de conseguir nuestros objetivos empresariales y hacernos un hueco en el mercado.

También te puede interesar ...

INDUFORUM

Los pasados 24 y 25 de marzo tuvo lugar Induforum 2015 en su XI edición, organizada por los estudiantes de la Escuela Técnica Superior de